miércoles, 14 de agosto de 2013

respumoso y los baños de panticosa

Árboles de Irati y descanso en los Baños de Panticosa, en la terraza de Casa Belio.

Camino del embalse de Búbal al embalse de Respumoso y Panticosa













Subimos por los pueblecitos de casas de piedra y tejados de pizarra junto al embalse de Búbal. Tienen una especie de jardín en los huecos que dejan las rocas. Muchas macetas, flores. Se respira paz. En Tramacastilla disfrutamos del Balcón del Valle de Tena y del bar de Patro. Hay brasas encendidas. Comemos unas migas excelentes, con un huevo frito por cima, y unas codornices abiertas a la brasa que les dan ese sabor tan especial. Las costillas son chuletas de cordero de palo. Después del túnel, dejamos el embalse de Lanuza a la derecha. Subimos hacia Francia y nos desviamos en Sallent de Gállego.

El camino del embalse de la Sarrá hasta el de Respumoso merece muchísimo la pena hacerlo andando. Se tarda unas dos horas y no ofrece grandes dificultades. La vuelta se hace en la mitad de tiempo. Un gran espectáculo natural con flora abundante, para el que se aconseja el uso de prismáticos. Hay cascadas y lo cruzan varios arroyos que dan al río Aguas Limpias, por lo que queda asegurada el agua fresquita.

Se empieza por unas preciosas praderas donde pastan caballos y alguna chavalilla en tetas tomando el sol. Luego, una zona de relax a la sombra de las hayas, y un precipicio formado por el paso del río con hermosas hoces y formaciones caprichosas. Por sus cascadas los alpinistas bajan colgándose de una cuerda y gritando al frío del agua. Unas flechas hacia Arriel nos llevan a los ibones del Pic d'Arriel (2824 metros), ya frontera con Francia. Un poquito más adelante una vista impresionante de todo el valle.

Los Baños de Panticosa, de edificios decadentes semiabandonados, para la cura del hígado y del estómago, tiene una magia especial. Pasamos por edificios con muebles antiguos y otros medio derruidos. El casino tiene un fabuloso aspecto, mantiene su antigua ruleta. En el lago alquilan barcas. Descansamos en la terraza de Casa Belio con unas cervezas acompañadas de tapas de cecina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada