lunes, 29 de julio de 2013

en el jardín



pasan las horas boca arriba, sin ganas, mientras los chiflitos riegan las plantas de la apatía. Las moscas nos traen un patio sevillano en plena siesta. Bebemos, hablamos, comemos de nada importante. Nos cansamos de ser nosotros. Abatidos a la sombra, atrapados, sin energía para salir corriendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada